Bad Boys para siempre

Es la tercera y (supuestamente) última parte de Dos policías rebeldes, con sus dos protagonistas originales, Will Smith y Martin Lawrence. Acción y humor al estilo noventero con una trama random: los agentes, ya maduritos, vuelven a reunirse porque un criminal ha puesto precio a sus cabezas. Ya no dirige Michael Bay, sino los belgas Adil El Arbi y Bilall Fallah.