Brimstone

A finales del siglo XIX, Liz (Fanning) es una madre joven que intenta huir de su pasado mientras es perseguida por un diabólico predicador (Pearce), que ha llegado al pueblo donde vive ella.