El Prisionero

Dylan Burke intenta salir de su vida anterior como criminal con su verdadero amor María. Pronto se da cuenta de que su pasado continuará atormentándolo, cuando se entera de que el nuevo director de la prisión local, Daniel Calvin, no lo ha perdonado por un antiguo crimen.