El vendedor chino

Dos empresas compiten entre sí por controlar las comunicaciones entre el norte y el sur de África. Esto abre la puerta a un juego de intereses comerciales en los que todo valdrá para hacerse con el control de la banda ancha.