Necronomicón

Una copia del Necronomicón descansa, escondida, en la Biblioteca Nacional de la República Argentina en Buenos Aires. La misteriosa muerte de Dieter, el eterno protector del libro, lleva a Luis, un bibliotecario, a un enfrentamiento con las fuerzas del mal, mientras la ciudad parece corroída en un clima apocalíptico.