Promare

Galo y el Departamento de Bomberos de Rescate Ardiente se enfrentan a BURNISH, un grupo de mutantes que pueden controlar llamas, y el desastre de fuego que han desatado en la Tierra.